jueves, 30 de enero de 2014

¿De dónde salen tantos cráneos?

 Ésta es una pregunta que nos hacen a menudo nuestros clientes. Evidentemente, son siempre clientes jóvenes y de tendencia urbanita. Cualquier persona que haya trabajado la tierra sabe que la diversidad biológica era mucho más compleja en el pasado que en el presente. Las pruebas de esa riqueza sigue enterrada, como saben bien los agricultores que tienen que retirar los huesos, junto con las piedras.
Por tanto, si lo que queréis es encontrar huesos interesantes os recomendamos seguir estos consejos:

  • Busca en zonas que no hayan sido trabajadas por agricultores. Los campos cultivados han sido vaciados de huesos y piedras. Es absurdo buscar ahí.
  • Busca en los majanos. A menudo los agricultores trataban por igual piedras y huesos. El problema de esta opción es que muchos ya han sido explotados. Es MUY RECOMENDABLE pedir permiso antes de empezar a rebuscar entre las piedras, para evitar los "cariñosos" reproches del propietario, de su perro o de su arma.
  • Busca tierras cultivadas en el pasado, abandonadas antes de la segunda mitad del siglo XX. Si los majanos antiguos no han sido descubiertos podrás encontrar montones de huesos.
  • Busca árboles grandes. Un árbol grande, ya sea aislado o rodeado de otros más pequeños, puede deber su bonanza a un aporte extra de materia orgánica. Los huesos más grandes suelen encontrarse cerca de grandes árboles. Algunos, demasiado avariciosos, ha llegado a arrancar algunos de esos árboles para buscar entre sus raíces, pero no encontraron más que pequeños fragmentos. Las raíces pueden destrozar los hueso con más eficacia que una panda malos excavadores domingueros.
  • Excava con cuidado. Un golpe de pala puede hacer añicos un hueso. Utiliza herramientas pequeñas o, mejor aún, las manos cuando la tierra sea blanda.
  • Espera a que la tierra esté mojada, es mucho más blanda.
  • No caves muy profundo, si no has encontrado nada en el primer medio metro seguramente no encontrarás nada. Déjalo para otro día.
  • No olvides informar de tus descubrimientos al técnico del ayuntamiento. Las autoridades, desde hace unas décadaas, intentan hacer un inventario de las especies que habitaban el municipio. 
Para ejemplares más espectaculares (como craneos de dragón grandes) no tenemos más remedio que viajar a zonas en las que vivieran  (o vivan) estos animales.
Suerte!