lunes, 1 de diciembre de 2014

Cráneo humano ornamentado




Algunos de los tesoros que conseguimos en nuestros viajes lejanos combinan perfectamente inquietud y belleza. ¿Te atreverías a tener uno de estos en casa?