jueves, 16 de octubre de 2014

Dragón entre el trébol

¿Que cómo conseguimos que nuestros cráneos se conviertan en cráneos de la suerte?... shhhh! es un secreto.