jueves, 13 de febrero de 2014

Tocados por un dedo de dragón

Los dedos y garras de dragón son muy difíciles de conseguir y de conservar. Eso sí, una vez en tus manos, y bien secos, te aseguran seguridad en los caminos, remedio a los juanetes y fortaleza de huesos. Su uso en pociones y pócimas es muy extenso. En la Mathomería tenemos recetarios que te pueden ayudar. Los que mostramos aquí son los últimos amuletos que nos han enviado.